El negocio de los alquileres turísticos ante la final de la Champions: o fuiste un visionario o pernoctar en Kiev te puede salir muy caro