Aficionados argentinos asistieron a la final del Mundial para apoyar al colegiado Néstor Pitana