Ramos, el único de la plantilla actual del Madrid que sabe lo que es ganar una final europea en Kiev