Visto en Brasil: una cantada monumental, el gol más emotivo del Chapecoense y la interminable magia de Ronaldinho