Una madre crea por su cuenta los cromos de toda la Liga femenina... ¡por amor a sus hijas!