El peor día de Coutinho en Barcelona: la grúa se lleva su coche y asaltan su domicilio