Cuando gritar "árbitro ladrón" no es faltar a la verdad: en Ourense acaban de condenar a uno por robar carteras en los vestuarios