Un guanteo con Joana Pastrana, la bicampeona de Europa a la que nadie se quiere enfrentar por el título mundial