La revancha de Oriana con aquellos que la llaman "anoréxica": "Envidiosos, asquerosos, muertos de hambre"