Hamburguesas, música y mucha emoción: desvelamos el motivo del viaje de Anabel Hernández a EEUU