Omar Tayara desmonta el mito del sudor: no hace más ejercicio quien más suda, sino quien mejor entrena