¡Quiérete mucho! Casarse con uno mismo ya es posible gracias a la sologamia