El increíble fenómeno natural que tiñe de azul fluorescente las playas de San Diego