Carta de un eurofan al futuro representante de España: “El puesto SÍ importa”