¡Pillada 'in fraganti'! La trampa de Miriam con la comida de Yangyang