"El terremoto que se crea en la pareja con la llegada del primer bebé se puede evitar"