La dictadura de los followers: "Si tienes miles de seguidores, es más fácil triunfar en la literatura"