¿Eres capaz de distinguirlo? El retoque estético de Pablo Alborán que salta a la vista