Dos historias de película...

Jonathon Simmons y Sam Dekker, un ejemplo de que el sueño americano sigue vigente

Ambos proceden de barrios marginales y el basket les cambió la vida

sueño americano

Jonathon Simmons creció en un barrio conflictivo de Houston, el baloncesto fue siempre su mayor pasión y hasta que no consiguió vivir de él no paró. Ahora juega en los San Antonio Spurs y su contrato se cotiza por más de medio millón de dólares. Una historia parecida tiene Sam Dekker, dejó la universidad para luchar por su sueño NBA, un sueño que ha conseguido firmando un contrato con los Rockets por cuatro años y una cuantía de ocho millones de dólares

Déjanos tu opinión

sIGUE A PARTIDO A PARTIDO

Publicidad

¿A qué jugaban juntos Neymar, Kobe Bryant y la modelo Winnie Harlow?

Un evento publicitario ha hecho que Kobe, Neymar y Winnie acaparen todos los flashes. 

Bienvenidos al túnel de los horrores... El infierno te espera si juegas aquí

En el Rajko Mitic de Belgrado solo hay dos opciones: sorpresa primero y estupor después. 

Kiko Rivera y su salud: ¿a punto de perder hasta la mitad de su peso?

El hijo de Isabel Pantoja más saludable gracias a la dieta, el deporte y la banda gástrica.

¿Problemas con la justicia? El deporte le podría jugar una mala pasada

A la 'gran hermana' podría suponerle un problema el deporte tras lo de Barcelona.

mostrar

Publicidad