Con amigos así, no se necesitan enemigos

Sus amigos le tatuan unas gafas después de una noche de fiesta loca

Una noche de fiesta se convirtió en un tratamiento de dos años

Gafas tatuadas

Salió una noche con sus amigos por Gales y cuando despertó no podía creerlo. Al amanecer este hombre pensó que las gafas que tenía en la cara habían sido tatuadas, su sorpresa llegó cuando comenzó a frotar y descubrió que le habían tatuado. Según ha publicado el Daily Mail, este ciudadano de Swansea, estuvo dos años de tratamiento láser para poder eliminar el tatuaje de su casa.

Déjanos tu opinión

SIGUE A MORNINGLORY

Publicidad

¡Síguenos en FB!

Publicidad

mostrar

Publicidad